miércoles, 19 de septiembre de 2007

ECOS DEL FORO DE CANDIDATOS EN CAMANRA DE COMERCIO

Los candidatos a la Gobernación y la Licorera del Cauca

por: Álvaro Jesús Urbano Rojas

En el foro de la Cámara de Comercio del Cauca, la pregunta de mayor interés fue la del sindicato: ¿Cuál es su propuesta estructural para la sostenibilidad de la Industria Licorera del Cauca? Guillermo Alberto González Mosquera, contestó pidiendo el concurso de la comisión de competitividad del Cauca, para que desprovista de cualquier ámbito político y con el conocimiento de expertos, se explore la posibilidad de adecuar modelos de competitividad para garantizar la sostenibilidad de la empresa. Juan Diego Castrillón destacó la necesidad de crear una comisión de la verdad, que investigue el manejo del contrato de comercialización y el eventual detrimento patrimonial causado a la empresa, así como su viabilidad. Amadeo Cerón Chicangana sostuvo que es importante investigar lo que sucede en la licorera, y asegura que la manera de rescatarla es restableciendo la defensa de lo público. Eduardo José González considera que se debe sostener a la empresa por encima de todo, nombrará un gerente con sentido social que trabaje de la mano con los trabajadores, reactivará el fondo rotatorio para promover la venta directa del ron viejo de Caldas e incentivará el consumo de licor para mejorar las rentas del Cauca.

La licorera es patrimonio de los caucanos, pero por su inadecuado manejo como monopolio Estatal y arbitrio rentístico, colapsó, en razón a la expansión de mercados globalizados en los tratados de libre comercio. A medida en que se globaliza el mercado las Licoreras por su falta de competitividad están condenadas a su liquidación. El mercado está invadido de licores de alta calidad a precios ínfimos. Hoy se puede degustar deliciosos vinos franceses, chilenos, portugueses, alemanes, argentinos a unos costos inferiores a los cinco mil pesos, así como rones, güisquis, brandis, coñac nacionales o extranjeros de muy buena calidad a menos de doce mil pesos la botella de 750 c.c. Esto sin contar con la diversidad en la oferta de cervezas nacionales e importadas, rones cubanos, mexicanos y el vodka ruso. Lo que obliga a las licoreras a mejorar su competitividad o a quedar por fuera del mercado.

La Organización Mundial de la Salud recomienda desmontar la tenencia de fabricas de licores por parte del Estado, por las contradicciones éticas y morales que surgen del Estado alcabalero y cantinero, que solventa recursos para el deporte, la salud y la educación, promoviendo el vicio entre sus ciudadanos; con funestas consecuencias en sociedades como la nuestra, con altos niveles de alcoholismo juvenil, pandillaje, drogadicción, violencia intrafamiliar, accidentes de transito, asesinatos y lesiones en riñas callejeras.

¿Será prudente mejorar la competitividad de la empresa o venderla a tiempo, respetando derechos adquiridos por los trabajadores, con indemnizaciones justas, pago de prestaciones e implementando políticas de autoempleo y readaptación laboral? ¿Las licoreras podrán ser competitivas siendo utilizadas como trampolín político para cargos de elección Popular?

En los corrillos se dijo que las mejores respuestas las dieron Guillermo Alberto González Mosquera y Juan Diego Castrillón Orrego.