jueves, 11 de octubre de 2007

Voto inteligente (segunda parte)

César Alveiro Trujillo Solarte
Voto inteligente (segunda parte)

Formación, experiencia, honestidad y propuesta
La formación va más allá del simple nivel educativo que pueda tener el candidato. Esta tiene en cuenta el rendimiento en los estudios realizados, el área que estudió y no basta con que éste pase por la universidad sino que la universidad pase por él.
La falta de experiencia es un elemento negativo para el candidato, pues una cosa es aprender la teoría y otra muy distinta la práctica, por ello el elector debe evaluar cuánto sabe un candidato del cargo que aspira a desempeñar, el merito personal, los logros académicos, la capacidad e imaginación para re­solver problemas, lo que ha hecho o sea su trayectoria profesional y su comprobada honestidad.
Para los caucanos, hacer éste análisis no es tan complejo ya que hay un candidato que aventaja considerablemente a los demás en formación, experiencia, inteligencia y honestidad, y su programa de gobierno logrará que el cauca sea una tierra de oportunidades, donde se potencien nuestras fortalezas, disminuya la pobreza, se mejoren nuestros ingresos, aumente la contribución en el producto interno bruto nacional, derrotemos el analfabetismo, garanticemos la salud y educación sobre todo a la población más vulnerable y nos coloquemos por encima de la media nacional en desarrollo social y crecimiento económico. El Cauca necesita a éste gobernante para recuperar la importancia en el nivel nacional y ganar reconocimiento en el internacional, pero para ello primero debemos acompañarlo y elegirlo en forma contundente el próximo 28 de octubre y así todos entonar el coro de esperanza “Arriba el Cauca”.
Esta elección no esta fácil, pues seguidores de otras campañas que se han quedado sin argumentos y carecen de propuestas viables para el cauca están recurriendo, por una parte a todo tipo de calumnias, injurias y engaños para desprestigiar al mejor de los candidatos y confundir al elector y por la otra a las practicas clientelistas y politiqueras que pretende comprar la conciencia de los caucanos en lo que ellos quieren instituir como la feria de los votos, en el sentido más mercantilista del término, como escenario donde confluyen unos oferentes o votantes y unos demandantes mal denominados “políticos”.
La invitación es a que los ciudadanos de bien ayudemos a desenmascarar a los que se ocultan en los panfletos anónimos o utilizan el Internet para enviar correos electrónicos carentes de imaginación que como me lo dijera un profesor de la Universidad del Cauca a quien le llegó uno de estos “no se que me da más rabia si mediocridad de estos mal llamados políticos o que me crean estúpido para llegar a hacerles caso”.
Lo mejor que puede hacer el elector por una parte, es premiar las ideas por encima de las calumnias y por la otra, es recibir todo lo que le den, pero que vote a conciencia por los mejores o si no que vote en blanco, así no sea por mí, pero que vote, nadie se va a enterar porque el voto es secreto.
Ojala este escrito sirva por lo menos para despertar la conciencia de los caucanos y voten en forma inteligente.