sábado, 3 de noviembre de 2007

Arriba el Cauca!

pOR: DARIO MORENO ARTEAGA
Luego de un año de carrera electoral, los colombianos y especialmente los caucanos, elegimos al nuevo gobernador, a los nuevos diputados, los concejales y ediles.
Igual se eligió a los nuevos alcaldes de 41 municipios, faltando por realizarse los comicios en el municipio de Argelia, donde sus habitantes fueron obligados por la guerrilla a no votar para elegir en forma democrática a sus autoridades locales, situación que la interpretamos como violatoria de las normas del Derecho Internacional Humanitario.
En el caso del Cauca el nuevo Gobernador, el ex ministro Guillermo Alberto González Mosquera, llega en el momento preciso, cuando el Cauca más lo necesita. Se tiene además nuevas autoridades municipales, personas elegidas gracias a la participación de sus electores. La pasada fue una elección bastante movida que significó para los gobernantes electos, todo un despliegue programático, operativo y económico; donde la gran mayoría de la gente que participó lo hizo por que tiene bien claro, que la mejor forma de uno como ciudadano, pedir o exigir sus derechos y que las entidades del Estado funcionen bien, es cuando uno vota y elige a sus autoridades.
Aquí son tantas las necesidades básicas insatisfechas para un gran porcentaje de la población, que por lógica lo social debe ser el eje motor de las políticas públicas del próximo cuatrienio, tanto local como regional. La educación, la salud, la vivienda, la conectividad, el trabajo y la inseguridad son, entre otros, sectores los que definitivamente deben tener mayor atención. En cada una de ellos, varios gobernantes se dedicaron históricamente, a manejar esos temas únicamente como bolsa de empleo; por ello algunos sectores como el de la educación, por citar un solo ejemplo, han estado orientándose, con la consabida frase de: “nombre a mi hijo aunque sea de maestro”.
Los elegidos no deben olvidar que su paso, a partir del primero de enero de 2008, por la vida administrativa gubernamental es transitoria y que “los hombres pasan y las instituciones quedan”. Ya pasó el momento de sus designaciones como candidatos (Para la historia queda el ridículo que hizo el Partido Liberal, con lo del Aval, ojalá y aprendieran la lección: hoy se elige es a las personas no al color de los trapos). Pasó la época de la campaña, igual el día de las elecciones, viene ahora la preparación para asumir los cargos y con ello vendrán sus cuatro años como gobernantes.
Las elecciones ya pasaron y así como en su momento se prepararon para ganarlas, el pueblo caucano espera, y por eso los eligió, que igual estén preparados para gobernar. Como quien dice, a un lado el retrovisor electoral y adelante con la ejecución de los planes de desarrollo que ellos propusieron a los Caucanos. Confió dentro de cuatro poder decir con satisfacción que el Cauca volvió a estar Arriba y que un gran porcentaje de la población está con sus necesidades básicas satisfechas.