lunes, 5 de noviembre de 2007

El nuevo Gobernador y Alcalde

El liberal, editorial 29 de noviembre

Popayán y el Cauca, al igual que el resto de municipios y departamentos del país, amanecieron ayer con nuevas realidades regionales y locales.
En la mayoría de entes territoriales, los resultados hablan por sí mismos y serán objeto de diferentes lecturas y análisis públicos sobre las características e las implicaciones que tienen en la conformación del nuevo mapa político del país.
Los ciudadanos dejaron en manos del médico Ramiro Antonio Navia Díaz los destinos de la ciudad y del ingeniero y ex ministro de Estado, Guillermo Alberto González Mosquera, los del departamento, para gobernar en los próximos cuatro años. Ninguno de los dos es inferior a la responsabilidad que deberán asumir y llegan con una histórica votación, prácticamente doblando en número a sus antecesores, lo cual revela la confianza de los electores.
Guillermo Alberto González tiene una amplia trayectoria pública que garantiza un profundo conocimiento de la realidad regional, nacional e internacional. Conocemos de su don de gente, su capacidad de ges­tión, sus principios y su compromiso para sacar “Arriba el Cauca” con una propuesta incluyente, que privilegia el sector agropecuario como eje de desarrollo regional; el liderazgo de proyectos de conectividad con el resto del país; priorizando aspectos como la salud, el agua potable y la nutrición, la mejora de la calidad educativa, el fortalecimiento del turismo y el medio ambiente, especialmente en el campo histórico-cultural; la promoción de la recreación y el deporte, los derechos humanos y la seguridad ciudadana. El futuro le señala una gran y hermosa tarea para orientar con grandeza a los caucanos en un momento histórico importante para que el departamento pueda entrar en el siglo XXI con un horizonte claro, con transparencia y grandeza. Obtuvo una votación impactante en Popayán, tal como se había perfilado en la reciente encuesta publicada por este diario, que a la postre resultó acertada en sus previsiones.
Popayán tiene nuevo alcalde. Liderazgo, gestión y transparencia deben ser los ejes de Ramiro Navia Díaz como mandatario de los payaneses. La ciudad exige que quien la administre dedique denodados esfuerzos para proyectar estratégicamente la ciudad sin descuidar aspectos básicos que garantizan “bienestar para todos”, como la salud, la educación, la vivienda de interés social, el creciente desempleo, la movilidad urbana y el espacio público, la seguridad y la cultura ciudadana. Fundamental, mantener la estabilidad financiera del Municipio, dejando atrás las crisis que llevó a adoptar la Ley 550, garantizar un eficiente y claro direccionamiento de las empresas de servicios públicos y promover un mayor desarrollo social y económico del sector rural.
Popayán y el Cauca esperan que los dos mandatarios se conviertan en una fórmula de trabajo y liderazgo, que promuevan una relación solidaria y actuante en favor de los intereses colectivos y la mejora de la calidad de vida de sus habitantes.
Los sectores alternativos y el propio Partido Liberal en el Cauca se han declarado vigilantes y celosos del control político de los nuevos gobernantes. Ello le sirve a la democracia, permite debate crítico y constructivo, posibilita la transparencia y la coherencia ideológica.

***
Otros ganadores de la jornada electoral, sin duda, fueron la Registraduría Nacional del Estado Civil con la excelente organización y la empresa Sistemas y Computadores S.A. que de manera puntual, efectiva y oportuna suministró la información del escrutinio.
Llaman la atención el alto número de tarjetas no marcadas y votos en blanco durante las elecciones del domingo anterior –cifras envidiables para cualquier candidato- lo cual demuestra en principio, que aún nos falta mucho en materia de pedagogía electoral. Hubo confusión de muchos electores a la hora de votar, confusión con los números, con las listas, con el voto preferente y qué decir del escrutinio con el tema del umbral y la cifra repartidora.