lunes, 5 de noviembre de 2007

ECOS DE LAS ELECCIONES

Ecos de las elecciones
editorial El liberal, 2 de noviembre

Mientras se desarrollan los escrutinios municipales y seguimos a la espera del consolidado departamental para avanzar en el reporte y análisis del nuevo mapa político regional, surgen preguntas, tendencias y datos para mencionar y destacar.
En primer lugar, la votación histórica del nuevo gobernador y alcalde de Popayán, donde las cifras con respecto a la última elección pasaron de 79.621 votos a 134,866 40,200 –hasta el momento- y de 27.675 a 40.200, respectivamente. Esto influye sin duda en el tema de la abstención, que sigue mermando; en las últimas elecciones pasamos del casi tradicional 70% , a las cifras de hoy, que oscilan entre el 46 y 48 por ciento, para el caso de alcaldía y gobernación.
Es preocupante el alto número de votos en blanco y tarjetas no marcadas, no tanto en el caso de los anteriores, sino especialmente en el de corporaciones como la Asamblea Departamental. Fueron 35.006 votos en blanco y 68.672 no marcados, lo que nos plantea cuál es el mensaje que están enviando los electores a la opinión pública: ¿desconfianza? ¿protesta? ¿indiferencia? ¿confusión?.
Mucho más complejo el tema de las tarjetas anuladas, que si bien para Gobernación y Alcaldía representan una cifra importante – 9.803 y 1.991 a la fecha-, mucho menos despreciable es el caso de la asamblea, que según el último boletín son ya 27,652 sufragios. Recordemos que de tiempo atrás se oyen voces disonantes en torno al papel que juega esa corporación en el control político regional.
Más allá de los triunfadores de las elecciones, debemos reconocer cifras significativas y otros protagonistas, como la votación obtenida por Juan Diego Castrillón Orrego, candidato a la gobernación por la Alianza Social Indígena, 38.624 votos frente a 14.761 obtenidos por el aspirante del Polo Democrático, Amadeo Cerón Chicangana, partido que en la elección anterior obtuvo con Camilo González Posso 62.006 votos, es motivo de revisión. En concepto de muchos, una alianza de estos dos sectores alternativos les habría permitido llegar con mayor fuerza al final. Castrillón lideró una campaña rápida e intensa que hoy refleja estos resultados.
En el caso del Partido Liberal, hizo un gran trabajo y aunque no pudo concretar la Gobernación ni la Alcaldía de Popayán, mantiene su hegemonía en los municipios, el Concejo de Popayán y la Asamblea Departamental.
Se destaca también, el espacio que de manera lenta pero segura, consolida el movimiento MIRA en la capital del Cauca, que para el caso del Concejo de Popayán obtiene dos curules con 7.827 votos, una vez escrutado el 99%, representación en las nueve comunas para las Juntas Administradora Locales y una tercera votación para la alcaldía de Popayán, con 9.482 sufragios. Citar además, la baja votación de Víctor José Gómez Mosquera para la Alcaldía de Popayán, avalado por la ASI, un hombre de reconocidas calidades humanas y profesionales, con la experiencia de haber realizado una buena alcaldía y del cual se guarda un grato recuerdo en la ciudad, pero cuya aspiración se concretó tarde y no contó con el respaldo de ningún barón electoral. Del candidato a la gobernación por el Movimiento Alianza Social Afrocolombiana, Luis Guillermo Ramos, poco o nada se conoció en Popayán, puesto que su radio de acción se concentró en el norte del Cauca, sin embargo, consolida 12.624 votos.
El caso de las Juntas Administradoras Locales, sigue siendo un tema en el que falta mayor pedagogía, impulso y conocimiento, de otra manera no se invertirán las cifras.